Microondas

Los hornos microondas están en casi todas las cocinas del mundo y son de gran utilidad. Tanto en nuestras casas como en cocinas profesionales el microondas fue ganando importancia y hoy en día no puede faltar entre nuestros aparatos de cocina. A cada día salen al mercado nuevos modelos con diferentes características y vale la pena echar un ojo y tomarse su tiempo para escoger el microondas que mejor de adapte a nuestras necesidades.

"Para mí no hay un gran chef sin un gran equipo."

Daniel Boulud
Daniel Boulud

Aprende aquí técnicas culinarias

Técnicas de cocción en microondas

Al igual que en la cocción al horno y en otros preparados, el hecho de tapar la comida ayuda a retener el vapor y consecuentemente acelerar la cocción del alimento.

Esta técnica es muy recomendable para guisos, estofados y para calentar alimentos en general, siempre que no sean de repostería.

Es muy común que las marcas fabricantes de microondas incluyan un accesorio para cubrir los alimentos, pero no es imprescindible un utensilio especifico y podemos conseguir efectos similares con un plato boca abajo.

 

Al remover la comida durante su cocción en el microondas, básicamente, evitamos que se haga más en los extremos del plato logrando así una cocción homogénea.

La frecuencia con la que debemos remover varía con la cantidad y tipo de comida.

Esta técnica es aplicada generalmente a piezas enteras de un determinado producto como por ejemplo la carne. 

Es importante mencionar que algunos microondas cuentan con difusores que ayudan a distribuir el calor pero en el caso de los aparatos que no cuentan con esta tecnología puede ser efectivo dar la vuelta al producto para lograr una cocción perfecta.

En los casos de la cocción simultanea de más de un recipiente es importante la disposición de los mismos en el plato del microondas.

Se recomienda una disposición en anillo, dejando vacío el centro del aparato.

 

Los alimentos con piel deben ser pinchados para evitar que esta piel estalle con el incremento del vapor de interno del alimento. 

Esta técnica se aplica, por ejemplo, a las salchichas, , yemas, patatas con piel, tomates, manzanas, etc.

Algunos alimentos como la ternera asada y algunas aves desprenden un jugo durante su cocción. Estos jugos que concentran mucho sabor pueden evaporar en preparaciones lentas y en el caso de que queramos conservar esta salsa natural debemos ir retirando el jugo a medida que se genera.

×