Utensilios de cocina

El conocimiento es clave para hacer buena cocina pero igual de importante son las herramientas del cocinero. Esos accesorios de cocina son los que nos auxilian para lograr el mejor resultado en nuestras recetas. Hoy en día podemos encontrar una infinidad de artículos de cocina con las más variadas finalidades y que nos facilitan mucho la vida. En nuestra tienda de cocina tenemos una selección de productos buscando la calidad a buen precio. 

“Cuando mi madre nos daba el pan, repartía amor.”

Jöel Robuchon
Jöel Robuchon

Aprende aquí técnicas culinarias

Técnicas de corte

El término viene del francés y es un corte que se suele utilizar en verduras y frutas y está presente en muchas recetas.

El corte brunoise consiste en cortar el alimento en pequeños dados de entre 1 y 3 mm. Es importante que los dados tengan el mismo tamaño tanto para una cocción homogénea como para la presentanción en algunos platos.

Para llevar a cabo esta técnica de corte empezamos por cortar el alimento en tiras finas a lo largo y a continuación cortar estás tiras de forma transversal obteniendo los dados.

El término viene del francés y es una técnica de corte que se suele utilizar en hojas verdes, vegetales, hierbas, etc. Da como resultado tiras alargadas y finas del alimento.

Para llevar a cabo esta técnica es necesario superponer las hojas y a la vez enrollarlas lo más apretado posible. A continuación se hacen cortes transversales con un grosor de aproximadamente 2 mm.

Este tipo de corte es muy utilizado en guarniciones.

 

El término viene del francés y hace referencia a un tipo de corte de hortalizas pero generalmente se asocia al tomate.

El tomate concassé se escalda para que su piel pueda ser retirada de forma fácil, se corta por la mitad y finalmente en cubos.

Esta forma de corte tiene muchas utilidades, desde salsas hasta guarniciones.

 

El corte en juliana es posiblemente la técnica de corte más conocido en la culinaria. Su origen es atribuido al cocinero francés Jean Julien.

Esta técnica se emplea, sobretodo en vegetales y con él se pretende lograr tiras finas y uniformes del alimento. La anchura de las tiras no deben superar los 2 mm y la largura va depender del producto.

El cuchillo Santoku es ideal para llevar a cabo este corte por tener una hoja larga, ancha y fina.

 

El corte pluma es muy sencillo de hacer y se utiliza casi exclusivamente en la cebolla.

La gran mayoría lo usa a diario pero nunca pensó en su denominación. Es un corte parecido al corte en juliana y consiste en cortar láminas finas aprovechando la longitud del alimento.

Para cortar una cebolla en pluma empezamos cortándola por la mitad. Posteriormente apoyamos la cara cortada sobre la tabla y cortamos la cara visible en láminas finas desechando los extremos.

 

Consiste en cortar rebanadas con la forma del alimento con un grosor aproximado de 1 mm.

Se recomienda el uso del cuchillos cebollera o el cuchillo puntilla en el caso de los champiñones.

Este corte da comienzo a otros tipos de corte, como por ejemplo el picado de cebolla.

Consiste en cortar un mínimo de tres veces el alimento consiguiendo así trozos con 1 cm de costado aproximadamente.

Se recomiendo el uso del cuchillo cebollero y no es necesario que los trozos sean exactamente iguales.

Se aplica en elaboraciones de bases para hacer guarniciones aromáticas de caldos o fondos y salsas.

Consiste en cortar trozos cuadriculados del alimento buscando dados de 1/2 cm aproximadamente.

Se recomienda el uso del cuchillo puntilla o cebollero.

El corte es muy utilizado en guarniciones, macedonia de frutas, pisto y ensaladilla rusa.

Consiste en cortar el alimento en forma de dátil con un mínimo de 5 caras y un máximo de 7. El tamaño ideal de los cortes son de 7 cm de alto y 4 cm de ancho aproximadamente.

El cuchillo ideal para esta técnica es de cuchillo de tornear o el puntilla.

Es un corte muy aplicado en guarniciones.

×